sábado, 2 de noviembre de 2013

la bella y el bestia







La puerta se abrió y entro el jefe de personal acompañado de una chica
-mira te presento a Liz, ella es la pasante que hará aquí su servicio
-acaso tengo pinta de niñera?
-te pido la apoyes, ya que es la sobrina del diputado
-no me interesa su árbol genealógico
la chiquilla tenía una cara atractiva y un cuerpo bien cuidado, se notaba que jamás en su vida había hecho algún trabajo físico
El jefe de personal se veía agobiado y me dijo
-podemos hablar en privado
-no, me interesa ser niñero de una niña mimada
-es que si no se cuida a la sobrina del diputado, pues quizás no haya apoyos
-no, me interesa, pero si vas a a dejarme a la chiquilla lo hare a mi modo
-maldita sea, no vayas a hacer tonterías
-la cosa es sencilla, llévatela
-ahora no tengo una opción más que tú pero en cuanto encuentre me la llevo
el jefe salió y me quede con la chica
-bueno, no te quedes ahí parada, ponte hacer algo útil
-me habla a mi?
-si, ponte arreglar esos libros
le indique unos libros que estaban en un libreo bajo, eso le obligaría agacharse, vi como titubeaba por sus medias, su vestido fino y sus zapatos de tacones que le impedían agacharse
-pero, yo no vine aquí a ...
-tú estas bajos y mis ordenes y harás lo que yo diga
-pero...pero...
-no acepto peros y negativas, solo permito la obediencia, te queda claro?
-no
-te lo diré mas claro, yo mando tú obedeces
-pero yo solo vine hacer servicio
-exacto vas a servir, así que ordena esos libros
ella dudo un poco pero al final se fue al libreo y comenzó a ordenar los libros, tome un paño y le dije
-limpia bien el librero y los libros
ella enrojeció de enojo pero tomo el paño y de rodillas comenzó a limpiar, después de que limpio me dijo
-he terminado
-bien ahora ve por un café
-yo
-tu estas para servir
ella se enojo, levanto su cara pero fue por el café, lo llevo a donde yo estaba y me dijo
-tú café
le mire serio y le dije con voz grave y lo mas seco posible
-me vas a decir, SEÑOR o MAESTRO, yo estoy para ordenarte
- si,SEÑOR
-ahora vas arreglar esos archivos
ella puso cara de angustia pero se puso arreglar los archivos
En su cara note un cierto dejo de placer, veía que tenía sensaciones de sumisa y me encargaría de sacarle esos instintos

No hay comentarios: